Aunque vivimos en la era digital, en ocasiones seguimos teniendo que lidiar con documentos físicos. Unos documentos que, a menudo, necesitamos digitalizar para modificarlos, para enviarlos por correo electrónico o para su almacenamiento. Para que todo esto no suponga ningún problema, es fundamental que cuentes con un buen escáner en tu oficina.

Para decantarte por el mejor escáner en relación calidad/precio, debes tener claro el uso que de él vas a hacer. Es decir, necesitas saber qué material vas a escanear y con qué frecuencia. ¿Necesitas digitalizar documentos genéricos? ¿O tal vez fotografías? No te preocupes, hemos preparado una selección con los mejores escáneres del 2019 en función de tus necesidades.

Lo más importante

  • Decidir qué tipo de escáner necesitas es lo más importante antes de poder elegir uno de los mejores del 2019. Básicamente, existen tres tipos: planos, automáticos y portátiles. También existen los multifunción, que además de escanear, permiten fotocopiar, imprimir o enviar fax. Conocer a fondo las características de cada uno te ayudará a tomar la mejor decisión.
  • El uso que vayas a hacer del escáner es también un factor decisivo la hora de escoger uno u otro. Si piensas escanear un gran volumen de documentos, probablemente necesites uno automático. Por otra parte, si vas a hacer un uso más esporádico, un escáner plano será más que suficiente. El material que vayas a digitalizar también será decisivo.
  • Si tu idea es digitalizar documentación genérica, como facturas o contratos, la resolución no es un aspecto crucial para ti. Sí lo es si, en cambio, necesitas escanear imágenes fotográficas, donde una calidad final es fundamental. Especialmente si pretendes modificar esas fotografías tras su escaneado.

Ranking: Los mejores escáneres del mercado

Para poder desarrollar eficazmente tu trabajo, es necesario que entre tus herramientas de oficina cuentes con un buen escáner. Pero no todos son iguales. En función del uso que de él vayas a hacer, necesitarás uno u otro. Para ayudarte, hemos rastreado todas las posibilidades y te ofrecemos esta lista con los cinco mejores escáneres del 2019.

Puesto nº 1: Brother ADS2400N

El modelo Brother ADS2400N es una excelente opción si lo que necesitas es escanear un gran número de documentos. Sus características permiten hacerlo de manera automatizada, lo que se conoce como alimentación múltiple. Simplemente, debes colocar el conjunto de hojas a procesar en la bandeja correspondiente y el escáner se encargará de digitalizarlas.

Una de las cualidades que hacen del Brother ADS2044N uno de los mejores escáneres del 2019 es su velocidad. Este aparato permite digitalizar hasta 40 hojas por minuto, en color o en blanco y negro, y a doble cara. Su volumen de escaneado diario asciende hasta los 3.000 folios. Es ideal para oficinas que tienen una gestión documental moderada.

Puesto nº 2: Epson Perfection V370 Photo

Si por las características del trabajo en tu oficina necesitáis digitalizar imágenes con frecuencia, esta es una buena opción. La gran resolución y la buena profundidad de color del Epson Perfection V370 proporciona un excelente tratamiento fotográfico. Además, consta de una bisagra que permite abrir la parte superior 180 grados para escanear libros voluminosos.

Este escáner también permite digitalizar negativos, transparencias y películas, así como documentos de texto. Es compatible con Mac y Windows y tiene conexión USB al ordenador. Sin embargo, si lo prefieres, puedes escanear tus documentos directamente al correo electrónico o a la nube. El tamaño máximo que admite este escáner es A4, es decir, una hoja convencional.

Puesto nº 3: Canon PIXMA MX475

La principal ventaja que aporta el modelo PIXMA MX475 es su multifuncionalidad. El escáner de Canon permite también realizar tareas de impresión, copia y envío de fax. Es una muy buena opción si queremos agrupar varios aparatos en uno y ahorrar así espacio. Es, también, una de las alternativas con mayor número de usuarios satisfechos.

El PIXMA MX475 incorpora wifi entre sus prestaciones, lo que añade comodidad a su diseño. Gracias a ello, podrás controlarlo desde tu tablet o teléfono móvil. Además, su alimentador automático permite procesar rápidamente documentos de hasta 30 páginas. Por todo esto, el Canon PIXMA es uno de los mejores escáneres en relación calidad/precio del mercado.

Puesto nº 4: GHB 900DPI

Puede ocurrir que en ocasiones tu trabajo te obligue a hacer gestiones fuera de la oficina. Y que esas gestiones incluyan digitalizado de documentos. Para este tipo de situaciones, el escáner inalámbrico y portátil de GHB es una opción interesante. Gracias a su pequeño tamaño y a su funcionamiento a base de batería, podrás llevarlo allí donde lo necesites.

El modelo de GHB permite escanear manualmente documentos como facturas, tarjetas de visitas, documentos de identidad o recortes de periódicos. Es compatible con Windows y Mac, y digitaliza en formato PDF o JPG. Un inconveniente es que, aunque tiene buenas valoraciones, algunos usuarios comentan que la tarjeta de memoria se calienta al usarlo.

Puesto nº 5: IRIScan Mouse Executive

La gran diferencia de este modelo respecto a los anteriores es que, además de escáner, es también ratón. Así, podrás llevar tu herramienta para digitalizar documentos siempre contigo. Su empleo es muy sencillo, basta con pulsar un botón y la imagen va apareciendo en pantalla. Puedes ir visualizando el documento en tu ordenador a medida que pasas el ratón sobre él.

La apuesta de IRIS reconoce y traduce más de 130 idiomas. Además, permite editar el texto escaneado, lo que resulta de gran utilidad. El escáner de IRIS es muy práctico si el volumen de material a digitalizar no es elevado. Sin embargo, debido a sus características, no ofrece una resolución tan alta como otros dispositivos.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los escáneres

El trabajo de oficina a menudo requiere escanear todo tipo de documentos para poder modificarlos. O para enviarlos rápidamente por correo electrónico. Para ello, según el tipo de documentos que debas digitalizar, existe el escáner ideal para ti. Antes de nada, es importante comprender ciertos aspectos de su funcionamiento. Aquí te contamos los más importantes.

Un chico usando un escáner

El funcionamiento del escáner consiste en la recepción a través de espejos de la luz reflejada en un sensor. (Fuente: Elnur Amikishiyev: 97181108/ 123rf.com)

¿Qué tipos de escáneres existen?

Existen diferentes tipos de escáneres, cada uno de ellos con unas características particulares. Por un lado está el escáner manual, también llamado plano, que es el más habitual. Consta de una tapa que debes levantar para situar sobre la superficie de cristal la documentación a escanear. Algunos son más flexibles y permiten digitalizar libros o incluso objetos.

Por otro lado se encuentra el escáner con alimentador de documentos. Es el más empleado en entornos de oficina porque permite digitalizar un gran número de documentos de manera automática. Sin embargo, suele tener peor calidad de imagen que el anterior tipo de escáner. Por último, existe el escáner portátil, que permite llevarlo contigo allá donde vayas.

Ventajas
  • Más rápido que los manuales
  • Permite escanear documentos por grupos
  • En general, admiten escaneado a doble cara
Desventajas
  • Normalmente, escanean únicamente en blanco y negrol

¿Cómo funciona un escáner?

El origen del escáner se remonta a 1984, cuando Microteck desarrolló el primero de estos aparatos. Su funcionamiento consiste en la recepción a través de espejos de la luz reflejada en un sensor. El sensor transforma la energía lumínica en señales eléctricas. Esas señales son transformadas a un formato digital que lee el ordenador y así puedes ver tu imagen pantalla.

Su funcionamiento es muy sencillo. En los escáneres planos basta con situar el documento debajo de la tapa y apretar un botón. Y repetir el proceso con todos los documentos. En los automáticos es suficiente con dejar todas las hojas en la bandeja y esperar a que se digitalicen. Los escáneres portátiles tienen una rendija por la que es necesario introducir los documentos.

¿Qué es la profundidad de colores en un escáner?

Es un parámetro que se expresa en bits e indica el rango de tonalidades que un píxel puede adoptar. El estándar en los mejores escáneres del mercado suele estar en 24 bits. Así, se consigue un abanico de más de 16 millones de colores posibles. Por debajo de esos 24 bits las imágenes resultantes serán de peor calidad.

Una mayor profundidad de colores dará una lectura más fiel del documento escaneado. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que el proceso de digitalizado será más lento. Además, a mayor profundidad, más espacio ocupará el archivo resultante. No obstante, para manipular el documento después, especialmente si es una fotografía, es importante contar con mayor profundidad.

Un trabajador usando un escáner en el trabajo

Es un parámetro que se expresa en bits e indica el rango de tonalidades que un píxel puede adoptar. (Fuente: Kirill Kedrinski: 37053003/ 123rf.com)

¿Qué tipo de documentos admite un escáner?

Todos los escáneres de los que hemos hablado hasta ahora tienen en común que admiten digitalizar papel. Por lo menos, hasta una tamaño A4, el más habitual. Estos dispositivos permiten escanear todo tipo de documentos, como facturas o contratos, por ejemplo. Los escáneres automáticos son los más limitados, ya que solo permiten escanear este tipo de material.

Los escáneres de tapa son más versátiles. Estos permiten digitalizar, además de documentos en papel, elementos como tarjetas de visita, sellos, recetas o fotografías.

foco

¿Sabías que algunos de estos escáneres tienen compartimentos especiales para digitalizar negativos y diapositivas, lo que puede resultar de gran utilidad?

¿Cómo se conecta un escáner?

Lo más habitual es que el escáner vaya conectado al ordenador mediante un cable USB. A través de él, se envía la información ya digitalizada a tu computadora. Sin embargo, cada vez más modelos incluyen wifi entre sus prestaciones. Esto aporta un extra de gran comodidad, ya que permite una mayor distancia entre el ordenador y el escáner.

Algunos usuarios valoran mucho el wifi para poder utilizar el escáner desde la tablet o el móvil. Además, en algunas oficinas es habitual contar con una red local interna para poder transferir las imágenes a diferentes dispositivos. Por otra parte, algunos modelos de escáner incluyen ranura para tarjeta de memoria donde almacenar los documentos digitalizados.

¿Qué es el dispositivo de carga acoplado en los escáneres?

El CCD, (charge-coupled devices, por sus siglas en inglés) o dispositivo de carga acoplada, es un sensor que incluyen algunos escáneres. Es también usado en ámbitos como la fotografía o, incluso, en la astronomía. Gracias a él, se consigue escanear imágenes con menos ruido o grano y, por tanto, de mayor calidad.

El origen del CCD se remonta al año 1969, cuando se inventó el primero de estos sensores. Debido a su gran sensibilidad, reconoce los tonos variables de luz. Esto es importante para obtener resultados digitales lo más fiel posible al original. Especialmente, cuando estamos manipulando imágenes en las que el color tiene un gran peso.

Una persona apretando un botón en un escáner

Todos los escáneres de los que hemos hablado hasta ahora tienen en común que admiten digitalizar papel. (Fuente: Piotr Adamowicz: 87844671/ 123rf.com)

Criterios de compra

En un mundo cada vez más digitalizado, lidiar con documentos impresos puede llegar a suponer un inconveniente. A veces es necesario modificarlos, almacenarlos en el ordenador o enviarlos por e-mail. Por ello, es fundamental contar con un buen escáner. Para ayudarte a elegir el mejor, te ofrecemos una selección con algunos factores importantes a la hora de elegir uno.

  • Resolución
  • Sensor
  • Velocidad
  • Tamaño de documentos admitidos
  • Tipo de usuario

Resolución

La resolución es un factor determinante para definir lo que es un buen escáner. Es una característica que se expresa en puntos por pulgada (ppp). Cuanto mayor sea la resolución de tu dispositivo, mayor será la calidad de la imagen digitalizada. Y más fiel al documento original será. Hay que tener en cuenta que una mayor resolución implica un mayor tamaño de archivo.

No se debe confundir este parámetro con el tamaño del documento. Si bien son dos elementos que están relacionados, no es lo mismo. La resolución hace referencia a la calidad de la imagen digitalizada. A mayor calidad, más se podrá ampliar esa imagen sin que se pixele. Además, una buena resolución permite una mejor modificación del documento escaneado.

Sensor

La técnica de escaneado funciona de manera semejante a la fotografía. Ambas tecnologías emplean la luz para captar un objeto en una imagen. Esto es posible gracias al sensor, que recibe e interpreta la señal lumínica convirtiéndola en impulsos electrónicos. A continuación, esas señales forman una imagen digital idéntica a la original.

Hay dos tipos de sensores: el CCD del que hablamos antes y el CIS (sensor de imagen por contacto). El CIS es el más extendido porque ofrece un buen balance entre coste de fabricación y calidad de imagen. Sin embargo, el CCD es el que más triunfa en escáneres profesionales, especialmente en aquellos orientados a la fotografía.

Daniel BellSociólogo y profesor de la Universidad de Harvard

«La tecnología, como el arte, es un ejercicio altísimo de la imaginación humana».

Velocidad

En un entorno de oficina, la velocidad puede ser un factor fundamental para inclinarse por un escáner o por otro. La rapidez de escaneado también dependerá del material a digitalizar. Una fotografía, por norma general, necesitará más tiempo que un documento de texto. También la resolución a la que se quiera escanear hará que vaya más rápido o más lento.

En la velocidad también influye el tipo de escáner elegido. Si se trata de uno manual, tener que digitalizar uno por uno los documentos requerirá más tiempo. Sin embargo, si escogemos un escáner automático podemos poner un grupo de documentos en la bandeja. Seguidamente, el escáner se encargará de digitalizar todo el conjunto sin que tengamos que hacerlo individualmente.

Ventajas
  • Tienen una mayor resolución
  • Obtienen una mejor profundidad de color
  • En ocasiones, permiten digitalizar negativos, diapositivas o películas
Desventajas
  • Hay que escanear uno por uno los documentos
  • Es un proceso más lento

Tamaño de documentos admitidos

Las dimensiones del escáner determinarán el tamaño de los documentos que este admita. El tamaño más extendido es el formato A4, es decir, el tamaño de un folio normal. La mayoría de escáneres manuales y automáticos son de este tamaño. Pero, por supuesto, dependerá del uso que del escáner necesites hacer.

Para digitalizar documentos de tamaño menor al de un folio, no suele haber problemas con el escáner más habitual. Con los tamaños más grandes es cuando empiezan a surgir los problemas. A veces, puedes solventar estos inconvenientes escaneando el documento por partes, pero no suele dar buenos resultados.

Hay modelos de escáneres que admiten tamaños más grandes que el clásico A4. Sin embargo, son modelos más aparatosos y para trabajos más específicos. Por ejemplo, en un estudio de arquitectura donde se trabaja con planos quizás sea práctico decantarse por uno de estos. No obstante, en la mayoría de las oficinas lo habitual es contar con un escáner de tamaño A4.

Tipo de usuario

Hay un escáner apropiado para cada tipo de usuario. Si tu intención es digitalizar un gran número de documentos, la opción más apropiada para ti es un escáner automático. Esta opción te permitirá ahorrar mucho tiempo que podrás invertir en otras facetas de tu trabajo. Recuerda que este tipo de modelo está más enfocado a los documentos de texto.

Si, por el contrario, no tienes pensado hacer un uso exhaustivo, un escáner manual podría ser tu opción ideal. Especialmente si tu trabajo implica habitualmente la digitalización de fotografías, ya que aporta una mayor calidad. Por otra parte, si necesitas llevar tu escáner siempre contigo, sin duda el de tipo portátil será tu favorito.

Resumen

Un buen escáner es necesario para llevar a cabo con eficacia el trabajo diario en tu oficina. Ya sea para hacer un archivo digital con tus documentos o para enviarlos por correo electrónico, es una herramienta fundamental. Teniendo en cuenta el volumen de documentación a digitalizar, necesitarás uno con unas características determinadas.

Además, debes tener en mente atributos como la resolución y la calidad de la imagen final. El tipo de material que vayas a escanear es un aspecto importante para sacarle un mayor rendimiento a tu escáner. Ten en mente también que existen diferentes tipos de sensores y piensa cuál se adapta mejor a tus necesidades.

Esperamos que hayamos podido a ayudarte a mejorar el entorno de trabajo en tu oficina. Si es así, no olvides compartir estos consejos en tus redes sociales. ¡Nunca se sabe quién puede necesitarlos!

(Fuente de la imagen destacada: Andriy Popov: 39430637/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
51 Voto(s), Promedio: 4,02 de 5
Cargando…